La negativa a la fracturación hidráulica crece en Europa.

Reproducimos el artículo de opinión sobre el fracking publicado en La Rioja, el 6 de octubre de 2012

 

Mientras se celebra el día mundial contra el fracking y la negativa a la fracturación hidráulica crece en toda Europa, en Álava y Burgos se pretende implantar esta técnica y en La Rioja se conceden nuevos permisos de investigación.

 

El fracking, o fracturación hidráulica es una técnica de extracción de gas no convencional (gas que no se acumula en bolsas, sino en los resquicios de rocas impermeables) que supone una seria amenaza contra las personas y el medio ambiente. Como ya se ha descrito en anteriores ocasiones, y derivando a la abundante documentación existente, esta actividad extractiva consiste en una perforación vertical hasta alcanzar los estratos objetivo y una vez en ese punto, continuar en horizontal 3 o 4km. Posteriormente se inyecta a alta presión una mezcla de agua, arena y un cóctel formado por más de 900 productos químicos para que la arena mantenga las fracturas abiertas y permita la salida de gas, la presión y parte del agua junto con estos productos.

 

Esta técnica ha sido fuertemente criticada por sus  impactos ambientales y sobre la salud. A raíz del Foro Mundial Alternativo del Agua, llevado a cabo en Marsella en marzo de 2012, y de la Cumbre de los Pueblos de Rio de Janeiro en junio de este año, diferentes organizaciones y movimientos sociales, han declarado el día 22 de septiembre como Día Global contra el Fracking. La declaración Europea contra el Fracking, respaldada por más de 30 organizaciones de toda Europa, resume algunos de sus impactos:

 

Energía y clima: El uso del gas de esquisto, obtenido mediante fractura hidráulica, no reduce las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) con respecto al uso del gas convencional, como se intenta hacer creer desde las empresas gasísticas y desde los sectores energéticos convencionales, y perpetúa un modelo energético obsoleto basado en el uso de combustibles fósiles.

 

Contaminación atmosférica: la prospección de gas no convencional y las operaciones conexas derivan en escapes gaseosos (benceno, metano, precursores de ozono troposférico…), de partículas en suspensión y compuestos orgánicos volátiles (sustancias toxicas, carcinógenas, mutagénicas y alteradores endocrinos).

 

Contaminación y consumo de agua: la fractura hidráulica conlleva el riesgo de contaminar las aguas superficiales y subterráneas aumentando en dichas aguas la concentración de metano, materiales peligrosos y radioactivos que se encuentran en el subsuelo. La fractura hidráulica consume grandes cantidades de agua dulce (de 9.000 a 29.000 m3), lo que podría causar problemas con la sostenibilidad de los recursos hídricos, creando importantes presiones sociales y ambientales, en particular en las regiones que sufren escasez de agua.

 

Actividad sísmica: Aumenta los riesgos de microseísmos locales, lo que a su vez incrementa el riesgo de daños a los pozos y de fugas procedentes de los mismos.

 

Además la fractura hidráulica entraña el riesgo de fugas procedentes de depósitos de almacenamiento de residuos contaminados, de las aguas residuales y de los posibles incendios de los pozos. Se altera el paisaje, afecta a las zonas rurales y a los espacios protegidos, aumentando las molestias por ruido a los residentes de la zona, al ganado y a la vida silvestre.

 

Las repercusiones socioeconómicas serían evidentes, al provocar ciclos de “expansión y recesión” en las economías locales en detrimento de otras economías más sostenibles basadas en la agricultura y el turismo.

 

 

Por estos motivos, actualmente esta técnica ha sido prohibida en Francia y Bulgaria. Tres países más (Alemania, Irlanda y Países Bajos) han establecido moratorias en virtud del principio de precaución, otros, como Chequia han establecido prohibiciones temporales. En algunos otros lugares, como Friburgo (Suiza) se han llegado a suspender los permisos de investigación ya concedidos y en Rumanía a pesar del apoyo de su presidente, el gobierno recién elegido está preparando una moratoria sobre el fracking.

 

Debido a la gran falta de transparencia por parte de los poderes públicos no es fácil conocer la realidad de la explotación de gas de pizarra en España y saber cuáles de los permisos de investigación vigentes están destinados ser  explotaciones de este tipo.

 

En España, se han concedido permisos de exploración en Cantabria. Y en provincias vecinas de La Rioja como Burgos y Álava se planea ya empezar a perforar con esta técnica.

 

Hasta hace unos días en La Rioja había concedidos 4 permisos de investigación de hidrocarburos (Ebro B, Ebro C, Ebro D y Burgos 4), que abarcan prácticamente todo el territorio de la Comunidad.  Además hay un permiso en fase de exploración (más avanzado) en Sotés, el Virua 2, perteneciente al permiso Ebro A, si bien tanto el Ministerio como la empresa responsable de la explotación (Unión Fenosa Gas) aseguran que esta explotación se haría con técnicas convencionales. Los otros 4 permisos se han concedido a un conjunto de empresas entre las que se encuentra la «Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A.» que pretende explotar con fracking en otras zonas del estado. El día 19 de septiembre un nuevo permiso de investigación, denominado Edison, que afecta a las comunidades de Castilla y León y La Rioja, ha sido solicitado por “Montero Energy Corporation S.L.” una empresa se constituyó y empezó a hacer operaciones un día antes de solicitar el permiso.

 

No obstante, la amenaza no se reduce a que se llegara a hacer fracking en nuestra comunidad ya que la proximidad de pozos en otras comunidades afectaría acuíferos cercanos, como el de Subijana en Álava y al alto Ebro, ya que los impactos ambientales no se detienen en las fronteras administrativas.

 

Para nuestra plataforma, la falta de transparencia y participación ciudadana en todas las decisiones relativas a la exploración del gas de esquisto, es cuanto menos sospechosa y reflejan el uso que desde los diferentes gobiernos y administraciones se hace de nuestros recursos naturales, a espaldas de la ciudadanía, obviando los daños que para las personas y el medio ambiente se producen y en pos de un beneficio económico que raramente repercute en los afectados. No podemos permitir que esta huida hacia adelante del sector energético tradicional, pase factura a las generaciones presentes y futuras.

 

Estamos en un punto de inflexión y se está perdiendo una ocasión única para avanzar hacia un modelo energético basado en las energías renovables y en un consumo energético responsable. Que sea capaz de afrontar a la vez el cambio climático y el techo del petróleo, donde la energía no sea un bien de consumo más, convirtiéndose en un servicio que asegure su utilización por todos, de una forma coherente, y causando el menor daño posible a nuestro entorno.

 

Por esto, organizaciones del todo el estado han convocado dos manifestaciones simultáneas en Vitoria y Cantabria para que la población pueda manifestar su negativa a este tipo de explotación en su territorio. Será el día 6 de octubre alas 18,30 en Vitoria Gazteiz y la Plataforma Fracking No de La Rioja estaremos allí.

 

No al fracking, ni aquí ni en ningún sitio.

 

Andrés Barrio y Ana Pérez. Plataforma Fracking No de La Rioja

 

Anuncios

Acerca de Amigos de la Tierra La Rioja

Organización ecologista de La Rioja dedicada a la defensa y divulgación de la naturaleza de nuestra región.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s